Importancia de la salud física y psicoemocional en el climaterio y la menopausia.

La salud no es solo ausencia de enfermedad, sino que es un estado de equilibrio entre todos los ámbitos de la persona: físico, mental, emocional y espiritual. 

La causa de muchas enfermedades es la pérdida de energía vital, como consecuencia de una inadecuada salud física y psicoemocional que hace que:

  • El cuerpo no puede establecer su proceso homeostático para desencadenar bien todas sus funciones  
  • Somaticemos en el cuerpo conflictos no resueltos que lo utilizan como llamadas de atención. 

Nuestro cuerpo está diseñado para reparar y restituir muestras células y para equilibrar nuestra bioquímica.

Cuando no somos coherentes con la vida que llevamos, no nos nutrimos adecuadamente, no respetamos las leyes de la naturaleza y no soltamos con asiduidad las emociones encerradas en nuestra mochila emocional, la rabia, la ira, el resentimiento, disminuye nuestra energía y esto provoca toxicidad en nuestro cuerpo y por tanto enfermedad. 

Se asocia menopausia a enfermedades, deterioro físico y cognitivo por el cambio hormonal que vamos a experimentar las mujeres, pero, las enfermedades no se deben atribuir sólo al hecho de entrar en la edad madura o al cambio hormonal, la salud no viene determinada al 100 % por el paso del tiempo, sino que influye nuestro estilo de vida y nuestra salud física y psicoemocional.

La hormona que más tiene que preocuparnos, es la hormona del estrés, el cortisol. Es la que puede tener mayores efectos, al afectar nuestro sistema inmune y desvitalizarnos. Existe para que el cuerpo pueda responder a situaciones de peligro inmediato para nuestra integridad física y nos proporcionan energía rápida para huir o para luchar por nuestras vidas. Pero cuando se encuentra en nuestro organismo de manera crónica, debido a estrés físico o psicoemocional constante, provoca la inflamación de las células, afectando a nuestro sistema inmune y desvitalizándonos. Esto es la causa principal de todas las enfermedades degenerativas. 

Por eso es tan importante hacer cambios en el estilo de vida y mejorar nuestra salud física y psicoemocional, para economizar la energía vital y que el cuerpo tienda a su equilibrio u homeostasis, eliminando la toxicidad presente en el cuerpo y regenerando tejidos y órganos.

Aumentar la vitalidad repercutirá en un mayor bienestar ya que cuanto más energía menos problemas de salud y más capacidad para gestionar y afrontar las diferentes circunstancias de la vida que nos puedan desvitalizar. 

Identificar diferentes factores de diversas áreas que llevan a un desequilibrio y pérdida de energía vital:

  • Área física: alimentación, el descanso, el ejercicio, los biorritmos, el consumo de tóxicos, conectar con la naturaleza.
  • Área psicoemocional: gestión emocional, manejo del estrés, asertividad, autoexigencia, perfeccionismo, pensamientos o creencias limitantes, aceptación de lo que no depende de nosotras, gratitud, interacción social y vínculos saludables, cerrar ciclos, el perdón, sanar aspectos del pasado o cerrar etapas y el grado de placer que hay en nuestra vida. 

Cualquiera de estos factores puede ser un aporte o una fuga de energía, por lo que es importante hacer una trabajo personal para identificarlos y analizarlos para ver como afectan nuestro estado de salud. 

¿Cómo está tu salud física y psicoemocional?

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies